Los panistas de cepa votarán por Huacho, el priísta?

Huacho Díaz Mena de priísta a panista

No son pocos, no son muchos; pero son los que definieron con su esfuerzo democrático la identidad política de su partido: el PAN, en los años 90’s, y los que hicieron posible con su fuerza motivadora el arribo al poder de la derecha en el 2001 en Yucatán. Aunque su esfuerzo nunca rindió los resultados esperados.

Su marginación la inició Patricio Patrón Laviada, el que quiso y no pudo lograr la transición y hundió al Estado y con ello al panismo en la mediocridad, el abandono y la desesperanza.

Actualmente los panistas de cepa son los olvidados, los marginados, los desechados por los grupúsculos del poder azul, que cada día vienen a menos.

Estas voces autorizadas, condenan el arribismo de quienes nunca lucharon por el verdadero panismo y hoy disfrutan de las mieles del poder.

Son los neo panistas, los que carecen de principios doctrinarios, y que, se preguntan con cierto desprecio ¿y quién es ese “huacho”?.

La piel se les “enchina” cuando se enteran del origen político del candidato del partido de sus “amores”.

No entienden que en la “democracia moderna”, todo se vale. Incluso hacer a un lado las premisas de lealtad partidaria.

Alguno recuerda con precisión que Huacho Díaz Mena, era integrante del Frente Juvenil Revolucionario, el movimiento priísta juvenil más importante del Partido Tricolor. Funcionario en el gobierno del “odiado” Víctor Cervera Pacheco el gran enemigo de todos los panistas.

Otro lamenta que se hubiera afiliado al PAN a raíz de que en el PRI le negaron el registro como candidato a la alcaldía de su municipio: San Felipe.

Huacho Díaz Mena no se formó en el PAN, no posee los principios doctrinarios que le dan sustancia a su existencia panista. Es un “híbrido” panista aseguran los panistas de cepa.

¿Cuál será el futuro del candidato del PAN a la gubernatura?. Sobre todo ligado a la existencia de Patricio Patrón Laviada, su padrino, su protector, su todo. El hombre que le apoya y le promueve, pero que también le arrima todo el rechazo que la sociedad y los panistas de cepa le prodigan.

¿Quién votará por Huacho, los adherentes, los neo panistas o los panistas de cepa?. Tal vez lo haga Ana Rosa Payán, la mujer que fue panista de cepa, pero que hoy, hasta esa credencial le niegan.

Como bien decía Gerardo Bolio de Ocampo en referencia a Huacho y otros advenedizos, “a diferencia de esos, yo soy panista de vientre”.

Tremendo lío se avecina para el buen hombre que es, porque lo es, Joaquín Díaz Mena, conocido como “huacho”.

Aunado a todo, el equipo de “Huacho” está minado por la estrategia “ganadora” de Asís Cano Cetina, su coordinador general de la campaña que ha diseñado una estrategia para hacer ganar a los suyos a costa de la derrota de Huacho y de Renán Barrera.

No tardararemos mucho para ver en qué termina todo esto …